Infortelecom


Ucrania pide expulsar a Rusia de la red internacional bancaria para frenar a Putin

21-01-2022 - Fuente: abc.es
Ucrania pide expulsar a Rusia de la red internacional bancaria para frenar a Putin
Solo unas horas antes de la decisiva reunión que tendrá lugar hoy en Ginebra entre el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, y su homólogo ruso, Sergey Lavrov, el embajador de Ucrania en Alemania exige que Rusia sea retirada del sistema de pagos Swift. «Los ucranianos están pidiendo al gobierno semáforo de Olaf Scholz que deje de lado todas las deliberaciones y separe a Rusia del sistema de pagos internacionales Swift», ha dicho Andriy Melnyk en una entrevista a los periódicos del grupo de medios Funke. Esta dura medida punitiva debe, en su opinión, «permanecer en la caja de herramientas de las sanciones como elemento disuasorio eficaz contra Putin». Swift es un grupo cooperativo fundado en 1973 en Bruselas que ayudó a establecer un lenguaje común para las transacciones financieras, un sistema seguro de proceso de datos compartidos y una red de telecomunicaciones mundial que se ha convertido en una infraestructura de finanzas imprescindible para los pagos interbancarios, inversiones, transferencias, comercio exterior y gestión de cheques. Este sistema procesa más de 10 millones de operaciones diarias entre unas 8.000 instituciones financieras localizadas en más de 200 países, durante las 24 horas del día y los 7 días de la semana. Salir de Swift significa quedar excluido del mundo financiero y del comercio global. Si los bancos rusos ya no pudiesen utilizar la red de comunicación bancaria internacional Swift, esto tendría consecuencias de gran alcance para su negocio, fuera ya de los flujos internacionales de dinero. Paralizar el nuevo gasoducto Aunque el gobieno alemán no se ha pronunciado sobre la posibilidad de este tipo de sanción, de las declaraciones de la ministra germana de Exteriores, Annalena Baerbock, se deduce que estaría más abierto a esta opción que a otras que Ucrania ha planteado anteriormente. «Exigimos a Moscú pasos urgentes y significativos de desescalada en la frontera», ha dicho Baerbock, «de lo contrario, Rusia pagará un precio muy alto en términos económicos, financieros y estratégicos». Baerbock también ha reconocido que la paralización definitiva del gasoducto Nord Stream II, cuya construcción ha finalizado y está listo para duplicar las entregas de gas ruso a Europa, a través del Báltico y hasta la costa norte de Alemania, sigue siendo una opción. Su respuesta es, sin embargo, tajante y negativa a la petición del gobierno de Kiev de suministro de armas. El embajador de Ucrania en Alemania, Andrei Melnyk, ha pedido reiteradamente a Baerbock que solicite a las autoridades la llegada de armas para defenderse de Rusia y ha descrito la «frustración» entre la población ucraniana por la reticencia de Alemania a este tipo de colaboración. «El pueblo de Ucrania está muy decepcionado. Ahora es el momento de la verdad para descubrir quién es un verdadero amigo», ha declarado el embajador. Aunque Melnyk reconoció que la nueva coalición de Alemania ha acordado una política restrictiva de exportación de armas, que no permite el envío de armamento a áreas en crisis, ha argumentado que «este documento político no es una Biblia y el mundo se encuentra actualmente ante el mayor peligro de una gran guerra en el centro de Europa desde 1945». Varios miembros del gobierno alemán, incluido el copresidente de Los Verdes y ministro de Economía y Clima, Robert Habeck, además del líder de la conservadora CDU, Friedrich Merz, han indicado su apoyo para considerar el suministro de armas a Kiev. Sin embargo, Baerbock se mantiene firme en su negativa y se limita a repetir que «una nueva escalada militar no traería más seguridad a Ucrania».