Infortelecom


Trump vapulea a Liz Cheney, su enemiga número 1 dentro del partido republicano, y cimenta su poder

17-08-2022 - Fuente: abc.es
Liz Cheney , una de las pocas figuras con peso en el partido republicano que se ha enfrentado de forma abierta a Donald Trump, ha perdido este martes con contundencia las primarias republicanas para su escaño por Wyoming en la Cámara de Representantes. El resultado era esperado, después de que la ganadora, Harriet Hageman, le sacara ventaja abundante en las encuestas . Pero no deja de ser simbólico sobre el dominio de Trump en el partido republicano: Cheney era su enemiga número uno, crítica pertinaz de su intento de vuelco a los resultados de las presidenciales de 2020 y una de las grandes impulsoras del comité de la Cámara Baja que investiga el papel de Trump en esos esfuerzos, que culminaron con el asalto trágico al Capitolio. Noticia Relacionada estandar Si La inmolación de Liz Cheney, la republicana que se enfrentó a Trump Javier Ansorena La diputada conservadora apunta a perder sus primarias esta noche, tras su cruzada contra el «intento de golpe de Estado» del expresidente Con cerca del 80% del voto escrutado, Hageman tenía casi el 65% de los votos, frente a solo el 31% de Cheney, una republicana de pedigrí , hija del exvicepresidente Dick Cheney . Cheney se enfrentó a los republicanos por apoyar a Trump Cheney se había convertido también en una molestia para los líderes del partido republicano, a los que no dejó de afear que se mantuvieran al lado de Trump para no perder su favor ni el de su enorme base electoral. «Habrá un momento en el que Donald Trump se haya ido, pero vuestra deshonra quedará», les dedicó en junio, en la inauguración de las comparecencias del comité sobre el asalto al Capitolio. Tras enfrentarse con Trump y apoyar su 'impeachment' o juicio político por ese episodio bochornos, sus compañeros de bancada le quitaron de su puesto de liderazgo en la Cámara de Representantes -era la 'número tres'- y el partido republicano de Wyoming la reprobó. La derrota de Cheney culmina la escabechina de Trump en las primarias contra los republicanos díscolos. De los 213 diputados republicanos en la Cámara Baja, solo diez se atrevieron a apoyar el 'impeachment'. Solo dos han sobrevivido en política : cuatro han preferido no presentarse a la reelección y otros cuatro, incluida Cheney, han caído en primarias frente a candidatos con apoyo de Trump. Entre estos últimos hay algunos, como la propia Hageman, que han sabido acomodarse en el 'trumpismo' para avanzar en política. En la convención republicana de 2016, después de que Trump ganara las primarias, Hageman fue una de las que trató de evitar que se convirtiera en el nominado del partido. Le calificó como el «candidato más débil» y le tildó de «racista y xenófobo». Ahora ha conseguido el apoyo de Trump sumándose a su denuncia, sin respaldo de los tribunales o de las autoridades, de que la elección estuvo «amañada». «Debería estar avergonzada de sí misma» El expresidente no escatimó ataques contra Cheney en cuanto se conocieron los resultados, que calificó de «reprimenda completa» a la labor del comité del Congreso que lo investiga. «Liz Cheney debería estar avergonzada de sí misma, de la forma que ha actuado, de sus palabras vengativas y santurronas y de sus acciones contra otros», escribió en su red social, Truth Social. Repitió sus falsedades habituales sobre el 'robo electoral' en 2020 y calificó a Cheney de una «tonta con la que han jugado los que quieren destruir a nuestro país». «Ahora por fin puede desaparecer a las profundidades del olvido político, donde, estoy seguro, será mucho más feliz de lo que es ahora», le dedicó. No parece que esos sean los planes de Cheney. La republicana ha demostrado que mantendrá su postura de principios frente a Trump dentro y fuera del Congreso. «Haré todo lo que pueda para asegurar que Trump no vuelva a estar nunca más cerca del Despacho Oval», dijo en su discurso para reconocer su derrota. Cheney utilizará los meses que le quedan en su escaño para continuar su cruzada contra Trump y su mentira electoral. En las elecciones de otoño, hará campaña contra los republicanos que soporten esas teorías. «La supervivencia de la democracia no está garantizada» En su discurso, advirtió de que, en este contexto y con Trump a la cabeza del partido, la supervivencia de la democracia estadounidense «no está garantizada». «Nuestro país avanza de nuevo hacia la crisis, la ilegalidad y la violencia », aseguró. «Ningún estadounidense debería apoyar a quienes niegan el resultado electora para ningún cargo de responsabilidad». MÁS INFORMACIÓN noticia No El documento clave que justificó el registro a Trump, en poder del juez noticia Si El FBI le incautó cuatro documentos de «alto secreto» a Trump A partir de 2023, tratará de evitar un regreso del 'trumpismo' a la Casa Blanca. Quizá con su propia candidatura presidencial. Si Trump mantiene este poder sobre el partido, le bastará un zarpazo para quitársela de en medio.