Infortelecom


Tokáyev denuncia un «intento de golpe de Estado» en la conferencia con los países que enviaron tropas a Kazajistán

10-01-2022 - Fuente: abc.es
Tokáyev denuncia un «intento de golpe de Estado» en la conferencia con los países que enviaron tropas a Kazajistán
Nada más comenzar hoy la reunión telemática de los jefes de Estado de los seis países que componen la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (ODKB en sus siglas en ruso), Armenia, Bielorrusia, Kazajstán. Kirguistán, Rusia y Tayikistán, el presidente ruso, Vladímir Putin ha declarado que lo que está sucediendo en Kazajistán es consecuencia del «terrorismo internacional». Añadió que el contingente de tropas rusas en el país centroasiático «se retirará una vez haya cumplido su cometido». Por su parte, el líder kazajo, Kasim-Zhomart Tokáyev, intervino para asegurar que en su país ha habido un «intento de golpe de Estado» orquestado por «militantes armados». «Grupos de combatientes armados que esperaban su momento entraron en acción. Su objetivo principal se ha puesto de manifiesto con claridad (..) era un intento de golpe de Estado», afirmó Tokáyev. Según sus palabras, la misión de las tropas enviadas a Kazajistán por Rusia y otros cuatro países de la ODKB «finalizará pronto». El dirigente kazajo dijo que su orden de disparar a matar no se refería a manifestantes pacíficos e informó que mañana martes acometerá la formación del nuevo Gobierno del país, que fue cesado la semana pasada para tratar de aplacar las protestas. Prometió además que presentará pruebas de que hubo injerencia exterior. En este encuentro virtual hoy no participa el presidente de Kirguistán, Sadir Zhapárov, en protesta por la detención en Almatí de un ciudadano kirguís, Vikram Ruzajúnov, músico de profesión y acusado inicialmente de participar en los desórdenes. Mientras tanto, han sido hallados muertos el jefe de Policía de la región de Zhambil, Zhanat Suleiménov, y también un coronel del Comité Nacional de Seguridad (KNB), Azamat Ibráyev. El cuerpo de éste último fue encontrado en el patio de su casa, en Nursultán, la capital del país. Se han abierto sendas investigaciones, aunque se sospecha que pudieran haberse suicidado. Mientras, el Ministerio del Interior kazajo actualizaba sus cifras de arrestados durante la semana de disturbios, que asciende a 7.939. Contingente de tropas La reunión virtual de la ODKB, en la que está presente el presidente ruso, Vladímir Putin, se celebra según su iniciativa. Fue él quien el sábado le propuso la idea a Tokáyev. Diputados de la Duma (Cámara Baja del Parlamento ruso) sugieren que el contingente de tropas actualmente desplegado en Kazajistán podría quedarse allí de forma permanente para «reforzar la seguridad» del país centroasiático. Lo ha pedido de forma expresa el copresidente del partido Rusia Justa, Serguéi Mirónov, según informaciones difundidas por la agencia rusa Interfax. «Las fuerzas de la ODKB podrían convertirse en la base para la formación en Kazajistán de un sistema de lucha contra el extremismo, incluida la protección de la población de origen ruso», señaló Mirónov. Según su opinión, «la presencia permanente de militares de la ODKB garantizaría la paz y la tranquilidad en los próximos años». Según el canal kazajo Jabar-24, los desórdenes que estallaron en el país el pasado día 2 de enero han causado ya 164 muertos y cerca de 2.000 heridos. La mayor parte de esas cifras corresponden a Almatí, el principal centro económico de Kazajistán y epicentro de los disturbios. La revuelta, según las autoridades municipales de Almatí, tiende a remitir aunque continúan produciéndose choques con las fuerzas del orden y teniendo lugar tiroteos esporádicos. Tokáyev acaba de destituir a otros dos vicepresidentes del Comité Nacional de Seguridad de Kazajistán (KNB), a Marat Ósipov y Daulet Ergozhin. El sábado, fue también cesado y arrestado por «alta traición» el que era jefe del KNB, Karim Masímov.