Infortelecom


Sebastian Kurz pierde la moción de confianza del parlamento de Austria

27-05-2019 - Fuente: abc.es
Sebastian Kurz pierde la moción de confianza del parlamento de Austria
De poco le ha servido al conservador austríaco Sebastian Kurz, al menos a corto plazo, la victoria en las elecciones europeas de ayer, en las que ganó con un 34,9% de los votos, casi ocho puntos más que en 2014. El partido de extrema derecha austríaco FPÖ, arrancado de la coalición de gobierno con Kurz por un vídeo grabado con cámara oculta y cuya autoría ha reconocido una ONG alemana, ha votado en el parlamento junto a la izquierda la aprobación de la moción de censura que retira a Kurz de la jefatura de gobierno, al menos hasta las elecciones anticipadas que serán convocadas a principios de septiembre. La suma de los 52 diputados del SPÖ y de los 51 parlamentarios del FPÖ les ha permitido constituir una mayoría en el hemiciclo, que tiene 183 escaños, y sacar al canciller de su puesto por primera vez en la historia del país. El destino del dirigente de 32 años, en el poder desde finales de 2017, quedó fijado a primera hora de esta mañana, cuando la formación de extrema derecha FPÖ, otrora su aliada, decidió votar a favor de una moción de censura contra Kurz. Hasta después de las elecciones europeas no quería adelantar su voto. Por su parte, el Partido Socialdemócrata había anunciado la víspera que también apoyaría la moción. Durante el debate, el FPÖ ha criticado a Kurz, jefe de los conservadores del ÖVP, por su gestión de la crisis del «Vídeo de Ibiza». Para el exlíder del FPÖ, Heinz-Christian Strache, protagonista de dicho vídeo y que tuvo que dimitir de todos sus cargos desde el estallido del escándalo, exigir la salida del canciller es algo «comprensible y lógico». «Ha desaparecido la confianza», lanzó el secretario general de la formación, Harald Vilimsky. La coalición ÖVP-FPÖ saltó en pedazos después de que el 17 de mayo se publicara un video trampa, grabado con cámara oculta en 2017 en la isla española de Ibiza, en el que aparecía Strache proponiendo la adjudicación de contratos públicos austriacos a cambio del apoyo financiero ruso. Tras la caída del líder del FPÖ durante los últimos 14 años, que ocupaba el puesto de vicecanciller en la coalición gubernamental, Kurz destituyó también al ministro de Interiorym, a modo de protesta, los otros ministros del FPÖ abandonaron el Ejecutivo, dejando al partido conservador gobernando en solitario hasta las elecciones legislativas anticipadas previstas para septiembre y con un equipo de técnicos al frente de los Ministerios vacantes.Kurz había forzado la destitución del ministro de Interior como cesión al SPÖ, que amenazaba con una moción de confianza en el parlamento si se mantenía en el puesto alguien que, aseguraban, no permitiría una investigación hasta el fondo del asunto. El SPÖ respetó ese pacto con Kurz, pero sería otra formación de izquierda minoritaria, la plataforma Jetz, la que solicitaba después la votación. El diario sensacionalista «Kronen Zeitung», el más leído del país, publica hoy que el vídeo fue producido por un abogado austríaco junto con otras tres personas, para expresar su rechazo a la política del ultraderechista FPÖ y que el «Centro para la Belleza Política», un grupo de artistas y activistas políticos alemanes, habría pagado 600.000 euros para hacerse con las im´ñagenes y filtrarlas a dos medios de comunicación alemanes, causando con él la dimisión del líder del ultranacionalista FPÖ, la ruptura de su coalición con los conservadores austríacos y la convocatoria de nuevas elecciones. Los 600.000 euros habrían sido pagados en monedas de oro sudafricanas Krügerrand.Las informaciones del diario no han sido confirmadas y un abogado del sospechoso de haber producido el vídeo ha declinado comentar esa versión, informa hoy la agencia de noticias APA. ZPS ha rechazado estas informaciones y ha afirmado en su cuenta en la red social Twitter que «no hubo pagos» para hacerse con el vídeo. «En lugar de emitir rumores sobre el origen del vídeo, las secciones de investigación (de la prensa) deberían ocuparse de las fuentes de financiación del FPÖ», reta a los medios la ZPS.