Infortelecom


Marco Rubio arranca a última hora más rebajas a la reforma fiscal de Trump

01-01-1970 - Fuente: abc.es
Marco Rubio arranca a última hora más rebajas a la reforma fiscal de Trump
Si alguien tenía dudas de la importancia de la sorpresa de esta semana en las elecciones a senador por Alabama, donde el demócrata Doug Jones derrotó al candidato republicano, Roy Moore, las negociaciones de última hora en el Congreso para aprobar la reforma fiscal lo han dejado claro. La mayoría republicana en la cámara alta es muy frágil y lo será más cuando Jones tome posesión de su escaño el año que viene. Tanto, que la reforma fiscal republicana, el gran empeño de la mayoría conservadora y del presidente de EE.UU., Donald Trump, estuvo este viernes a punto de naufragar por las reticencias de un senador. La división parlamentaria -52 senadores republicanos frente a 48 demócratas- solo permite dos defecciones. Bob Corker (Tennessee) ya había mostrado su oposición y Marco Rubio (Florida) aprovechó que cada voto es clave para arrancar concesiones en el texto final. El excandidato a la presidencia -del que Trump se mofó durante las primarias y le bautizó como «el pequeño Marco»- exigió durante todo el proceso de negociación de la reforma fiscal que hubiera más ventajas para las familias de pocos recursos. En concreto, que se aumentar el porcentaje de deducciones fiscales que se puede entregar a las familias dentro del plan, que incluye una rebaja de 2.000 dólares a hogares con rentas bajas. «Durante mucho tiempo, Washington ha ignorado o dejado de lado a la clase trabajadora estadounidense. Incrementar las devoluciones de la deducción fiscal por hijos del 55% al 70% es un paso sólido hacia reformas más amplias», aseguró Rubio en un mensaje en Twitter, donde parecía indicar que finalmente su voto sería positivo. For far too long, Washington has ignored and left behind the American working class. Increasing the refundability of the Child Tax Credit from 55% to 70% is a solid step toward broader reforms which are both Pro-Growth and Pro-Worker.? Marco Rubio (@marcorubio) December 15, 2017Fue uno de los cambios introducidos a última hora, tras varios días de intensas negociaciones entre los republicanos de la Cámara de Representantes y del Senado para encontrar una redacción definitiva que obtenga apoyos suficientes. El texto final fue cerrado ayer, y recoge otras pequeñas variaciones, como que la reducción del impuesto de sociedades será al 21% -frente al 35% actual- en lugar del 20% del plan inicial o la posibilidad de que los contribuyentes se desgraven 10.000 dólares al año de impuestos estatales y locales. La intención de los republicanos era acelerar el proceso, con el objetivo de poner una ley en la mesa de Trump en el Despacho Oval y cerrar el año con un triunfo legislativo. A pesar de controlar la Casa Blanca y ambas cámaras del Congreso, los republicanos no han sido capaces de impulsar una agenda reformista, y el plan fiscal es su gran esperanza. El regalo de Navidad de Trump La propuesta, basada en la reducción de impuestos -sobre todo para las empresas y para las rentas más altas- con el objetivo de impulsar la economía, ha tenido la oposición frontal de los demócratas y todavía tiene que acabar de convencer a algunos republicanos. Los senadores Mike Lee (Utah), Jeff Flake (Arizona) y Susan Collins (Maine) no habían dado, al cierre de esta edición, su apoyo público al texto final. Todo indica, sin embargo, que todos ellos votarán a favor la próxima semana, cuando la redacción final se someta a votación en ambas cámaras. «Va a ir muy, muy bien», dijo este viernes a Trump a los periodistas sobre la posibilidad de aprobar la reforma fiscal. «Creo que estamos en posición de aprobar algo la semana que viene, lo que sería monumental». Trump siempre dijo que la bajada de impuestos sería su regalo de Navidad a los estadounidenses.