Infortelecom


Los dos candidatos admiten que estas elecciones son un referendo sobre Trump

24-10-2020 - Fuente: abc.es
Los dos candidatos admiten que estas elecciones son un referendo sobre Trump
En el último debate electoral de la campaña en Estados Unidos quedó diametralmente claro que estas elecciones son, ante todo, un referendo sobre Donald Trump. El 3 de noviembre los votantes decidirán si los pasados cuatro años han sido una nota al pie, un paréntesis, o si la inesperada victoria del presidente en 2016 fue un cambio de rumbo de la primera potencia mundial en toda regla, y no una mezcla de una campaña de injerencias rusas y graves errores de una candidata altamente impopular como era Hillary Clinton. Será la coronación definitiva del «trumpismo», o un regreso a la era Obama, cuyo nombre salió a relucir en el cara a cara del jueves hasta 26 veces. Cabe decir que el debate se condujo de forma cabal y civilizada, una enorme diferencia con el primero, que fue una caótica sucesión de insultos y ataques en la que no se discutió sobre una sola idea de enjundia. En esta ocasión hubo algún puntapié, como cuando Biden llamó al presidente racista y mentiroso, pero fueron en verdad una excepción. Tuvo sin duda peso la decisión de la comisión que organiza los debates de reservarse la opción de silenciar micrófonos, algo que hizo en una sola ocasión con el presidente. Por lo demás, se respetaron escrupulosamente los turnos de palabra. Inmigración y Obamacare Biden tuvo la oportunidad de desgranar sus principales propuestas, que se resumen en una amnistía para 11 millones de indocumentados, el blindaje de la reforma sanitaria de Obama, unificación a nivel nacional de las medidas contra la pandemia y la creación de 18 millones de puestos de trabajo. Trump, por su parte, estuvo más a la defensiva, algo comprensible dado que él es el presidente y tiene decisiones que defender, pero recordó que la economía estaba en excelente forma antes de que la pandemia golpeara a EE.UU. a principios de año. Ese fue uno de los momentos más tensos del debate. ¿De quién es culpa que la pandemia haya golpeado tan fuerte a EE.UU., que suma más de 200.000 muertos? Para Biden es de Trump. Este respondió que lógicamente él asume la responsabilidad que viene con el cargo, pero dijo que la culpa está en otro lado: «Asumo toda la responsabilidad. Pero no es culpa mía que [el virus] haya llegado aquí. Es culpa de China. ¿Sabes qué? Tampoco es culpa de Joe que haya llegado aquí. Es culpa de China». En el tira y afloja, salía constantemente a relucir el nombre de Obama: al hablar de sanidad, al hablar de política exterior y al hablar de inmigración. Cuando Biden le golpeó duro a Trump en materia de reforma del sistema penal, el presidente respondió: «Fuiste vicepresidente. Sigues hablando de todas estas cosas que vas a hacer. Pero tuvisteis vuestra oportunidad y no hicisteis nada. Sabes, Joe, yo me presenté por ti. Me presenté por Barack Obama, porque hicisteis muy mal trabajo». Los negocios del hijo de Biden en Ucrania El demócrata intentó llevar el debate a su terreno cuando Trump volvió a sacar a relucir los oscuros negocios de su hijo en Ucrania, una constante en esta campaña. La última revelación son unos sospechosos correos extraídos del ordenador del hijo de Biden. «Eres un político corrupto», le dijo Trump. El demócrata respondió que esos correos son parte de una campaña de injerencias de Rusia como la de 2016. «¡Ya estamos con Rusia! ¿Quieres decir que el ordenador es ahora otro engaño de Rusia, Rusia, Rusia?», dijo el presidente. Biden incluso vertió alguna lágrima al hablar de medio centenar de niños indocumentados que están bajo custodia del gobierno federal y a cuyos padres ha sido imposible hallar. Según dijo el presidente, «a esos niños los traen aquí los coyotes y los cárteles, y son traídos aquí y es fácil usarlos para entrar a nuestro país. Ahora tenemos una frontera más fuerte que nunca». Tras este debate, la suerte está echada. Poco podrán hacer ya los candidatos aparte de dar mítines hasta el 3 de noviembre. La mayoría de encuestas en medios, como la de CNN o ABC, dieron a Biden por ganador del debate. Otros, como Fox News, le otorgaron la victoria al presidente. En realidad da igual. Estos cara a cara poco influyen sobre el resultado final. Hace cuatro años los ganó todos por goleada Clinton, y acabo perdiendo la presidencia. Hubo un momento en que Biden echó mano del reloj, mirando la hora. Dicen que un gesto similar en un debate le costó la presidencia a George Bush padre en 1992. A Biden se le dejó pasar. Los espectadores ya estaban lo suficientemente sorprendidos con que el debate estuviera acabando sin gritos ni insultos.