Infortelecom


Le Pen y Mélenchon, antieuropeistas en la Asamblea Nacional

07-05-2022 - Fuente: abc.es
Le Pen y Mélenchon, antieuropeistas en la Asamblea Nacional
Por vez primera en la historia política de Francia, la extrema derecha y la extrema izquierda antieuropeas, tendrán una presencia muy importante en la nueva Asamblea Nacional (AN) elegida el mes de junio que viene. Francia, motor histórico de la construcción política de Europa, con Alemania, siempre han existido fuerzas políticas «euroescépticas», nacionalistas y ultranacionalistas. La AN rechazó en 1954 el proyecto de Comunidad Europea de Defensa (CED), el primer gran proyecto de Europa de la Defensa. En 2005, Francia rechazó con un referéndum nacional el proyecto de Tratado que debía establecer una Constitución europea. Esas profundas corrientes antieuropeas cohabitaron y fueron compatibles con el europeismo intachable de los grandes partidos de izquierda y derecha y de todos los presidentes de izquierda y derecha, desde la primera Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA, 1951). La gran novedad histórica de las elecciones legislativas, del 12 y el 19 de junio próximo, es la entrada previsiblemente espectacular en la nueva AN de Agrupación Nacional (AN, extrema derecha), el partido antieuropeo de Marine Le Pen, y de La Francia Insumisa (LFI), el partido antieuropeo de Jean-Luc Mélenchon. Según las primeras estimaciones, Emmanuel Macron «debiera» tener una mayoría absoluta o considerable en la nueva AN. Pero la entrada de Le Pen y Mélenchon en la primera cámara del Parlamento será muy ruidosa, fiel reflejo de la emergencia de una Francia profunda, periférica y antieuropea, popular, seducida por las sirenas populistas de extrema izquierda y extrema derecha. Muchas coincidencias Ante Europa, el puesto de Francia en la construcción política de Europa, y la defensa militar de un continente amenazado por el imperialismo de Vladímir Putin. Le Pen y Mélenchon coinciden en todos los puntos esenciales: ?Reclaman la salida inmediata de la OTAN, sustituida por una «equidistancia» hacia Moscú y Washignton. ?Defienden la «desobediencia» hacia tratados y normas comunes de la UE en materia económica y comercial: una forma apenas velada de «Frexit», salida de Francia de la UE. ?Defienden la «supremacia» de las leyes y proyectos políticos nacionales contra el «liberalismo salvaje» y la «burocracia apátrida» de la UE. ?Contra la UE defienden una «Europa de las naciones soberanas» que «renegociaría» sus relaciones con Rusia. En términos «prácticos», parece poco o nada probable que tales proposiciones y proyectos de políticas sean realidad, mañana, a corto plazo. Queda la evidencia: se trata de una novedad radical en la historia política de Francia y Europa. Hundidos o en estado comatoso los partidos políticos tradicionales, de izquierda y derecha, sólidos defensores del puesto de Francia en la construcción política de Europa, Le Pen y Mélenchon anuncian la consolidación de una Francia antieuropea, hostil a los proyectos del presidente Macron.