Infortelecom


Las diferencias entre Daesh, Al Qaida y el régimen talibán

27-08-2021 - Fuente: abc.es
Las diferencias entre Daesh, Al Qaida y el régimen talibán
El pasado 15 de agosto, el presidente del gobierno de Afganistán, Ashraf Ghani, huyó del país junto a un reducido grupo de colaboradores. Así, los talibanes, que avanzaban con gran rapidez por el territorio después de que el gobierno estadounidense anunciara su retirada tras 20 años de presencia, conquistaron Kabul en un tiempo récord. La comunidad internacional teme que los fundamentalistas religiosos vuelvan a implantar su ley, la 'Sharía', en su sentido más extremo, volviendo a sembrar el 'reinado del terror', como ya hicieron a finales de los 90. Desde el lunes 17 son muchos los aviones que llegan y salen del aeropuerto de Kabul. Estados Unidos, Reino Unido, Italia, España, Canadá y Francia, entre otros, están llevando a cabo una intensa operación de evacuación. El objetivo es sacar al mayor número posible de colaboradores afganos del país. Sin embargo, ayer, 26 de agosto, ocurrió lo que ya muchos temían: dos explosiones en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional Hamid Karzai acabaron con la vida de al menos 95 personas y dejaron por lo menos 140 heridos. El grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha reivindicado la autoría de los atentados. El Estado Islámico, también conocido como Estado Islámico de Irak y Siria, ISIS, por sus siglas en inglés (Islamic State of Iraq and Syria), o Daesh, es un grupo terrorista paramilitar insurgente de naturaleza fundamentalista yihadista wahabita que sigue una doctrina heterodoxa del Islam suní. Ha sido declarado como organización terrorista por la Organización de las Naciones Unidas, así como por varios estados alrededor del mundo. Entonces, ¿no es lo mismo el Estado Islámico que los talibanes? No. Aunque es cierto que comparten ciertas características comunes, los dos grupos son diferentes e independientes. Así, tanto los talibanes como los terroristas islámicos del Daesh son musulmanes suníes. Ambos comparten una interpretación radical del Corán y de la ley islámica, la 'Sharía', pero difieren en cuestiones de estrategia y de objetivo político final. Así, el Daesh es un movimiento más peligroso por su vocación global. Aspira a conquistar pos las armas, para sus proyectos de 'califato', tanto los territorios de mayoría musulmana, 'Dar al Islam', como los de mayoría 'infliel', 'Dar al Harb'. Los talibanes, por su parte, tanto afganos como paquistaníes, pretenden establecer en Afganistán y en los territorios pashtunes un régimen islámico en que poder vivir y aplicar sus normas y costumbres ascentrales, como pretenden hacer actualmente tras la conquista de Kabul. ¿Y Al Qaida? Al Qaida es, al igual que el ISIS, una organización terrorista, paramilitar y yihadista cuyo objetivo es también global, pues aspiran del mismo modo al 'califato mundial'. Sin embargo, ambos grupos manifiestan diferencias en materia táctica y de estrategia a medio plazo. Así, desde que Al Qaeda cometiera los atentados del 11-S en Estados Unidos, ha impulsado franquicias mundiales, en África y en Asia, para extender su mensaje y desestabilizar régimes de todo el mundo. De hecho, durante la Primavera Árabe, el grupo terrorista tuvo la oportunidad de asaltar el poder en varios regímenes árabes, considerados infieles o ilegítimos, pues colaboraban con Occidente. Por su parte, el Daesh, se ha enfocado en la conquista militar del territorio en Irak y en Siria, donde autoproclamaron el califato en el año 2014. Eso sí. Los tres grupos, talibanes, Daesh y Al Qaida, para conseguir sus objetivos llevan a cabo atentados terroristas suicidas, que justifican con su interpretación integrista de la yihad, la 'guerra santa' del Islam. Además, en términos ideológicos, los tres movimientos son salafistas, es decir, proponen la vuelta a la sociedad medieval de la era de su profeta, Moahoma. El Estado Islámico Jorasán Las explosiones registradas el pasado jueves en torno al aeropuerto, han sido reivindicadas por el Daesh. Ahora, casi todas las miradas apuntan, dentro del ISIS, al Estado Islámico en Irak y el Levante-Jorasían, una filial asentada en suelo afgano y enemiga de los talibanes, a los que considera traidores por sentarse a negociar con Occidente, personado en Estados Unidos, cuando se firmaron los Acuerdos de Paz el pasado mes de febrero de 2020. De hecho, tras la victoria talibán el pasado 15 de agosto, Estado Islámico menospreció el logro del grupo fundado en su día por el mulá Omar. En un editorial en su revista ?Al Naba?, el grupo terrorista considera que se trata de una «falsa victoria». «Estados Unidos ha restaurado el Gobierno de los talibán y le concedió Kabul sin disparar un solo tiro«, incide. Asimismo, pone en tela de juicio su voluntad de aplicar verdaderamente la 'Sharía' en el país.