Infortelecom


Guía para entender las decisivas elecciones en Holanda

15-03-2017 - Fuente: abc.es
Guía para entender las decisivas elecciones en Holanda
-Qué se vota: Las elecciones del día 15 son generales. En ellas se elegirán a los 150 miembros de la Cámara de Representantes. Como en España, su composición es crucial, ya que de la formación de mayorías en ellas depende la formación ulterior de un gobierno y su estabilidad. Los Países Bajos tienen una larga tradición de gobiernos de coalición; en la que sostiene al actual gabinete de Mark Rutte participan cuatro partidos. La mayoría absoluta ha sido siempre excepcional en el país de los tulipanes y las encuestas la descartan totalmente en estas elecciones. -¿Por qué han suscitado tanta expectación?: Las elecciones en Holanda solían suscitar solo un interés relativo fuera del país, pero esta vez son diferentes. La emergencia del islamófobo y antieuropeísta Partido de la Libertad del controvertido Geert Wilders, al que los sondeos han dado durante semanas como la fuerza más votada, ha convertido los comicios en una prueba de fuego para la supervivencia del proyecto europeo a ojos de muchos observadores. -¿Cuáles son los principales partidos y sus candidatos?: Al gobernante Partido Popular por la Libertad, el centro-derecha del primer ministro Mark Rutte, las encuestas le son favorables en las últimas semanas después de mucho tiempo reflejando la caída en su intención de voto. El gran rival de Rutte para la reelección son las huestes del populista Wilders, del Partido de la Libertad, pero hay una tercera fuerza principal, los democristianos de CDA (Llamada Democristiana), que en la pasada legislatura fueron uno de los socios de gobierno de Rutte y cuyo candidato es Sybrand van Haersma Buma. Tampoco puede desdeñarse la importancia de los ecologistas de izquierda de GroenLinks, encabezados por el joven Jesse Klaver, y de la formación D66, que ha moderado sus posturas y ahora concurre como liberal liderada por Alexander Pechtold. El Partido Socialista de Emile Roemer aparece en los sondeos en cabeza de un pelotón de formaciones secundarias en el que también está el Partido Laborista (PvdA), la socialdemocracia tradicional, que, con Lodewijk Asscher como cabeza de lista, intentará contener las sangría de votos que la demoscopia le augura. -¿Ganará el populismo?: La incertidumbre es máxima. Las encuestas pronostican un resultado muy igualado, con las listas del primer ministro Rutte y el xenófobo Wilders disputándose el primer puesto. Ninguna de ellas alcanzaría, en cualquier caso, más de 25 escaños, lo que abocará al país a arduas negociaciones antes de lograr la formación de un ejecutivo. La polémica con Turquía que ha marcado el cierre de la campaña electoral podría dar el empujón final a Wilders. En tercera posición aparecen los democristianos, pero a muy poca distancia (En torno a los 22 diputados). Los sondeos reflejan igualmente el desplome de la socialdemocracia tradicional, con el Partido Laborista cayendo hasta el suelo de los 9 escaños, y el auge de los ecoizquierdistas de Groenlinks, que llegarían hasta los 20. El grupo liberal D66 saldría también muy favorecido con 17 diputados. -¿Qué pasará después?: Si Wilders resulta finalmente el más votado, será una pésima noticia para la Unión Europea, pero, sea él o Rutte el vencedor, resultará muy difícil forjar una mayoría estable en una cámara que, si se cumplen los sondeos, tendrá más fuerzas representadas que nunca antes y estará enormemente fragmentada.