Infortelecom


Golpe de la aviación de Estados Unidos a las finanzas de Daesh

01-01-1970 - Fuente: abc.es
Golpe de la aviación de Estados Unidos a las finanzas de Daesh
El grupo yihadista Daesh estaría pasando sus peores momentos desde el punto de financiero, después de los últimos ataques de Estados Unidos contra lugares en los que almacenaban hasta 800 millones de dólares en metálico. El mayor general Peter Gersten, número dos de las operaciones y la inteligencia contra Daesh, reveló a la prensa que sus aviones han alcanzado al menos 20 puntos donde los yihadistas guardaban su dinero y que esto supone unas pérdidas entre 500 y 800 millones de dólares. Los problemas financieros tienen un efecto directo en la capacidad de Daesh para pagar a sus combatientes y, según Gersten, las estimaciones sobre la capacidad de reclutamiento se ha reducido a «200 hombres por mes», cuando hace un año la cifra era de 1.500 o 2.000 al mes, siempre de acuerdo a las estimaciones estadounidenses. En Mosul, los yihadistas asesinaron a siete civiles tras meterlos en una jaula y sumergirlos en una piscina El oficial encargado de la lucha contra Daesh también incidió en el «incremento de las deserciones» entre la filas de los defensores del «califato». Estas estadísticas corroboran el informe presentado por el Departamento de Estado a comienzos de mes en el que se recogía que Daesh cuenta con el menor número de combatientes desde la instauración de «califato». «Vemos cómo se hunde su estado anímico, su incapacidad de pagar y de luchar, vemos cómo muchos tratan de abandonar Daesh (acrónimo en árabe de Estado Islámico) de cualquier manera posible», aseguró Gersten. Además del aspecto financiero, EE.UU. también se ha centrado en la lucha cibernética para limitar las comunicaciones de Daesh y su capacidad de llegar a potenciales reclutas y el resultado ha sido «muy efectivo», según Gersten. Las redes sociales son uno de los campos que más trabajan los yihadistas para llegar a sus seguidores fuera del «califato». Asesinatos y castigos Aunque los yihadistas han perdido terreno en el «califato» en los últimos meses, con derrotas tan simbólicas como la de Palmira, los datos positivos presentados por los mandos estadounidenses no terminan de apreciarse en los dos grandes bastiones con los que cuentan en Irak y Siria, donde la bandera negra del «califato» sigue ondeando. En Mosul, ciudad que el Ejército de Irak aspira a liberar en 2016, los yihadistas asesinaron a siete civiles tras meterlos en una jaula para sumergirlos después en una piscina. Fuentes locales citadas por el portal Iraqi News aseguraron que la ejecución se llevó a cabo después de que el Tribunal de la Sharia de la provincia de Nínive les acusara de «colaboración con el Gobierno y los peshmerga (milicianos kurdos)». Los yihadistas grabaron esta ejecución múltiple por lo que pronto el vídeo estará en las redes sociales, estrategia habitual que emplean para extender el terror. En Raqqa, capital de Daesh en la provincia siria del «califato», el grupo «Raqqa está siendo masacrada lentamente» denunció a través de su cuenta de Twitter que los yihadistas han endurecido el control sobre la vestimenta de las mujeres y que el nuevo castigo para las que no cumplieran con las normas consiste en obligarles a pasar la noche en una jaula en el cementerio.