Infortelecom


El tabaco, principal factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares

04-06-2007 - Fuente: estaraldia.es
En España mueren cada año cerca de 50.000 personas a causa del tabaco, lo que supone alrededor de 1.000 muertos a la semana.
El tabaco provoca toda clase de enfermedades respiratorias y cardiovasculares, y sin embargo, es el factor de riesgo de más evidente solución. “Se puede dejar de fumar y existen terapias de apoyo, incluso farmacológico, para superar los síntomas de ansiedad e irritabilidad que suele producir la abstinencia” es el principal mensaje que quiere transmitir la Fundación Española del Corazón (FEC) en el Día Mundial Sin Tabaco.

En cuanto a su impacto en el sistema cardiovascular, la incidencia de la enfermedad coronaria es tres veces mayor en los fumadores. El riesgo es proporcional al número de cigarrillos diarios y al número de años que se lleva fumando.

“El tabaco produce enfermedades cardiovasculares por su efecto aterogénico, es decir, provoca la aparición de aterosclerosis en las arterias del organismo incluyendo las arterias de las piernas, de los riñones y del corazón”, asegura la Dra. Carmen de Pablo, presidenta de la Sección de Cardiología Preventiva y Rehabilitación Cardíaca de la Sociedad Española de Cardiología y miembro de la Fundación Española del Corazón (FEC).

Este efecto se produce por varios mecanismos —añade la Dra. De Pablo—: por un lado, afecta a la coagulación aumentando la viscosidad de la sangre, también aumenta el fibrinógeno y la activación plaquetaria; lo que provoca que “aumenten las posibilidades de producirse trombos”.
En segundo lugar, aumenta la concentración de colesterol total, pero sobre todo aumentan los triglicéridos y disminuye el colesterol HDL o “colesterol bueno”. “De esta manera, se facilita que el colesterol LDL o “colesterol malo” se oxide y dañe la pared de las arterias, provocando aterosclerosis”, añade la experta.

En tercer lugar, el tabaco provoca una inflamación del endotelio -que es la capa de células que recubre la pared interna de las arterias-, “esto también acaba provocando aterosclerosis”, matiza la Dra. De Pablo.

Siguiendo el lema de la XXIII Semana del Corazón: “El Corazón de la familia”, la Dra. de Pablo lanza un mensaje clave para la sociedad “lo más importante es que consigamos que los niños y adolescentes no si inicien en la hábito tabáquico”.

“Para ello, existen varias vías —apunta la Dra. de Pablo— desde las campañas informativas en los colegios, al ejemplo que tanto profesores como padres dan a los más pequeños”.

Hacer hincapié en evitar este factor de riesgo —que España es uno de los países europeos en los que más se fuma— es fundamental. De hecho, se trata del principal factor de riesgo evitable de las enfermedades cardiovasculares.

En este sentido, la Dra. de Pablo señala que “la suma de factores de riesgo en una misma persona aumenta su riesgo de forma exponencial —no solo se suma el efecto de cada uno, sino que entre ellos se va potenciando y el riesgo se multiplica—”.