Infortelecom


El Supremo de Wisconsin tumba la orden de confinamiento del estado

14-05-2020 - Fuente: abc.es
El Supremo de Wisconsin tumba la orden de confinamiento del estado
«Abrid inmediatamente», fue el mensaje del gremio de bares de Wisconsin a sus asociados el miércoles por la noche. Poco antes, el Tribunal Supremo del estado había tumbado la extensión de la orden de confinamiento decretada por el gobernador, el demócrata Tony Evers. Poco después, varios medios locales relataban las escenas de bares llenos de parroquianos, sin mascarillas, sin distancia entre ellos. Como si fuera febrero de 2019. Wisconsin es una de las trincheras de la batalla entre quienes creen que la epidemia de coronavirus todavía no está controlada y no se puede volver a la normalidad de forma prematura, y quienes defienden que es el momento de reactivar la economía (el miércoles se sumaron otros tres millones de peticiones semanales de desempleo, para un total de 36 millones desde mediados de marzo, con un paro del 15%, desconocido en EE.UU. desde la Gran Depresión). El tribunal se puso del lado de los segundos por una mayoría mínima de 4-3, entre fuertes presiones de los líderes republicanos del estado, que controlan las dos cámaras legislativas estatales y que demandaron a Evers por extender el confinamiento el pasado 24 de abril hasta el 26 de mayo. La decisión de los jueces fue limitar la capacidad de imponer restricciones a nivel estatal de forma continuada. No discute su potestad para declarar emergencias, pero «en el caso de una pandemia, que se extiende meses y meses, el gobernador no puede gozar de poderes de emergencia de forma indefinida». «Somos el salvaje Oeste», protestó Evers en una entrevista en la cadena MSNBC, ante imágenes de sus ciudadanos de juerga en los bares. «No hay restricciones a lo largo del estado de Wisconsin. No hay nada que obligue a la gente a hacer nada más que tener caos», reconoció, mientras los municipios y condados del país se afanaban en establecer un mosaico de regulaciones locales. «Vamos a tener más casos, vamos a tener más muertos. Es un momento triste para este estado», dijo de Wisconsin, que ha registrado cerca de 11.000 contagios y 421 muertes. La decisión llega en la misma semana en la que Anthony Fauci, la autoridad médica de EE.UU. en enfermedades infecciosas, advirtió en una comparecencia ante el Senado de que las consecuencias de reabrir prematuramente los estados pueden ser «muy serias». «Hay un riesgo real de que se provoque un brote que no se pueda controlar», advirtió el experto. «Lo que, de forma paradójica, te retrasará todavía más, no solo con la consecuencia de sufrimiento y muerte que podrían haber sido evitados, pero también retrasarte en el camino de la recuperación económica». Estas declaraciones fueron combatidas este miércoles por Donald Trump, que busca alentar la reactivación de los estados, en un año en el que se juega su reelección, en la que la economía era, hasta la epidemia, su carta ganadora. Trump dijo que la respuesta de Fauci en la cámara alta no era «aceptable» y le acusó de «jugar a dos bandas». Un estado clave en las presidenciales Wisconsin será en las presidenciales un estado decisivo, de esos que dan y quitan la Casa Blanca. En 2016, Trump se impuso por la mínima a Hillary Clinton y este año necesitará otra victoria para conservar el cargo. Con el paso de las semanas, el apoyo popular a las medidas restrictivas en este estado ha caído, sobre todo entre los votantes republicanos. Según una encuesta de la facultad de Derecho de la Universidad de Marquette, el 69% de los votantes de Wisconsin apoyan las restricciones, pero el porcentaje se ha desplomado entre los republicanos. En marzo, lo hacía el 83%, y ahora es solo el 49%. No es la primera vez que el Supremo y los republicanos se imponen al gobernador durante la epidemia. Evers quiso retrasar la celebración de las primarias en el estado el pasado 7 de abril para evitar que las colas y las aglomeraciones en los colegios electorales facilitaran la propagación del coronavirus. Los republicanos se opusieron, el tribunal les dio la razón y los ciudadanos de Wisconsin fueron los únicos de EE.UU. en tener que acudir a las urnas en abril. El pulso de los republicanos contra las restricciones no se limita a Wisconsin. En el vecino Míchigan, donde ha habido fuertes protestas en el Capitolio, demandaron a la gobernadora demócrata Gretchen Whitmer por ampliar la orden de confinamiento. En Pensilvania, también se ha demandado -esta vez ante el Tribunal Supremo de EE.UU.- las restricciones impuestas por el también demócrata Tom Wolf. Michigan y Pensilvania son, como Wisconsin, estados claves en las elecciones presidenciales. También lo podría ser Texas, donde su fiscal general, el republicano Ken Paxton, ha defendido que los votantes que teman contagiarse de coronavirus no pueden ser considerados discapacitados y, por lo tanto, no pueden votar por correo. En este sentido, pidió al Tribunal Supremo que ordene a las autoridades electorales de cinco condados liderados por demócratas que se atuvieran a la ley que exige la votación en persona.