Infortelecom


El anuncio de una marca de galletas desata una paranoia golpista en Turquía

01-01-1970 - Fuente: abc.es
El anuncio de una marca de galletas desata una paranoia golpista en Turquía
Turquía es una tierra fértil para creer en conspiraciones. Un siglo XX marcado por numerosos levantamientos militares y la omnipresencia del ?Estado profundo? (una élite militar y burocrática que actuaba a espaldas del Gobierno democrático) ha insertado en el imaginario colectivo turco la creencia de que fuerzas invisibles luchan en contra de los intereses del país. Y en la actualidad, la convulsa situación política y social que atraviesa el país eurasiático no hace sino echar más leña al fuego paranoico. Un anuncio de Ülker, un gigante del sector alimentario turco especializado en la producción y distribución de galletas y chocolatinas, ha causado una ola de pánico en las redes sociales al ser interpretado por muchos usuarios como un mensaje cifrado para el inicio de un golpe de Estado. La empresa emitió el anuncio en Internet en el contexto del 1 abril, día en el que es común realizar inocentadas. Su contenido incluía, a través de dibujos animados, una serie de diversos problemas y situaciones incómodas que pueden sufrir los hermanos menores. A final dos rótulos anunciaban: "el tiempo para la venganza se acerca" y "te sorprenderé". Esto ha sido suficiente para que decenas de personas se concentraran frente a una de las residencias del presidente Recep Tayyip Erdogan en Estambul con el objetivo de realizar una nueva "guardia por la democracia", en referencia a las concentraciones masivas alentadas por el Gobierno tras el fallido golpe de Estado. Entre los manifestantes se encontraba Metin Külünk, diputado del islamista y gobernante AKP (Partido de la Justicia y el Desarrollo). ?Esta nación no ha olvidado ni olvidará la noche del golpe?, aseguró Külünk a la televisión CNN Türk. En la madrugada del 15 al 16 de julio de 2016, más de 240 personas murieron a manos de los militares sublevados. La polémica sobre la accidentada campaña publicitaria de Ülker ha llegado hasta las más altas esferas políticas. ?Ya hay un sentimiento de ansiedad en la sociedad y este es un anuncio que provoca esa ansiedad?, señaló el propio primer ministro, Binali Yildirim. La empresa ha lanzado un comunicado en el que sostiene que su mensaje ha sido ?tergiversado?. ?El anuncio es sobre la competición amistosa entre miembros de una familia, sobre todo entre hermanos y hermanas. No está relacionado con los temas que se han discutido en las redes sociales?. A pesar del intento por poner punto y final a la paranoia, Ülker está sufriendo las consecuencias en bolsa. Durante la mañana del lunes, las acciones de la empresa se habían desplomado hasta un 4,7%.