Infortelecom


Corea del Norte asegura que las nuevas sanciones de la ONU son un acto de guerra

01-01-1970 - Fuente: abc.es
Corea del Norte asegura que las nuevas sanciones de la ONU son un acto de guerra
El Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Norte ha asegurado que la última ronda de sanciones de Naciones Unidas contra su país es un acto de guerra que equivale a un completo bloque económico contra el país. «Estados Unidos, que está completamente aterrorizado por nuestro logro de la gran causa histórica de completar la fuerza nuclear estatal, se está volviendo cada vez más frenético en las medidas para imponer las sanciones y presiones más duras contra nuestro país», ha señalado el Ministerio en un comunicado emitido por la agencia oficial de noticias norcoreana KCNA. «Consolidaremos aún más nuestra disuasión nuclear autodefensiva con el objetivo fundamental de erradicar las amenazas nucleares estadounidenses, el chantaje y las acciones hostiles al establecer el equilibrio práctico de la fuerza con Estados Unidos», ha aseverado. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas impuso este viernes por unanimidad una nueva ronda de sanciones contra Corea del Norte en respuesta a los ensayos del país asiático con misiles intercontinentales, con restricciones específicamente destinadas al sector petrolero y al desplazamiento de norcoreanos por el extranjero. Concretamente, estas nuevas sanciones, que cuentan con el respaldo de Rusia y China -tradicionales aliados norcoreanos-, persiguen la prohibición del 90 por ciento de las exportaciones de crudo, que quedarían en 500.000 barriles al año, y las importaciones a cuatro millones de barriles. Asimismo, esta resolución exige la repatriación inmediata de todos los norcoreanos que trabajen en el extranjero en un plazo de 12 meses. Kim Jong-un, contra elementos «no socialistas» El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha llamado a luchar para erradicar los elementos «no socialistas» en la sociedad, mientras se esfuerza por estrechar la disciplina ideológica en medio de la internacionalización de sanciones sobre sus programas nucleares y de misiles. En su discurso ante la Conferencia de Presidentes de Células del gobernante Partido de los Trabajadores este sábado, el líder norcoreano ha ordenado a las organizaciones que lideren una «ofensiva revolucionaria para erradicar las prácticas no socialistas», según ha señalado la agencia oficial de noticias KCNA. «La ofensiva debe ser lanzada en las células del partido, las bases educando a los miembros del partido y otros trabajadores y entrenándoles para ser revolucionarios y los puestos revolucionarios más bajos que defienden el socialismo de estilo coreano», ha aseverado, según ha recogido la agencia estatal surcoreana Yonhap.