Infortelecom


Biden asegura que EE.UU. intervendrá si China agrede a Taiwán

22-10-2021 - Fuente: abc.es
Biden asegura que EE.UU. intervendrá si China agrede a Taiwán
Joe Biden aseguró ayer que EE.UU. intervendrá con su ejército en caso de un ataque de China a Taiwán, al que el gigante asiático considera parte de su soberanía y sobre el que ha aumentado la presión militar en los últimos meses. El presidente de EE.UU. participó en la noche del jueves en un ?town hall? -un encuentro con votantes- televisado por CNN en el que fue preguntado si ?iría a la defensa de Taiwán? en caso de agresión china. «Sí, tenemos un compromiso», respondió Biden, en una declaración que refuerza una alusión similar hecha en agosto, cuando comparó el acuerdo de EE.UU. con Taiwán con el pacto de mutua defensa de la OTAN. En realidad, la Ley de Relaciones con Taiwán, de 1979, establece el «compromiso de EEUU para asistir a Taiwán en el mantenimiento de su capacidad defensiva». Ese compromiso siempre se ha entendido con ambigüedad sobre la implicación de EE.UU. en un supuesto conflicto por un ataque a Taiwán. Pero Biden, que ha colocado a China desde el primer momento como la pieza central de su política exterior, se ha encargado de certificar que EE.UU. sí socorrería a la isla. Fue la única alusión a asuntos de política exterior durante la comparecencia, en la que la mayoría del tiempo se dedicó a los abundantes frentes abiertos que tiene Biden en casa, a dos semanas de cumplirse el primer aniversario de su victoria electoral frente a Donald Trump. El primero de ellos, una de las principales razones que le llevaron a la Casa Blanca: la pandemia de Covid-19. Como candidato, Biden prometió cambiar el rumbo de la gestión caótica de la pandemia y, con la llegada de la vacuna, lo tenía todo a su favor. Pero la reticencia de muchos estadounidenses a vacunarse, su incapacidad de convencer o imponer la vacuna y el impacto de la variante Delta en el final del verano han descarrilado buena parte de sus esfuerzos. «Esperé hasta julio para hablar sobre imposición de la vacuna obligatoria porque traté el resto de opciones posibles», dijo Biden sobre sus planes para obligar a millones de estadounidenses a vacunarse. «Los mandatos están funcionando». El presidente aseguró que las directivas para la vacunación de niños entre 5 y 12 años llegarán pronto, «en cuestión de semanas, no meses» y defendió que las vacunas son clave para el mantenimiento de la economía y de los empleos. Buena parte de la atención estuvo puesta en su agenda legislativa, bloqueada en el Congreso ante la nula capacidad de acuerdo con los republicanos y las guerras internas entre demócratas. En especial, habló sobre sus planes de gasto socioeconómico, unas partidas faraónicas de 3,5 billones de dólares, a las que se oponen dos senadores demócratas moderados. Con la mayoría exigua que los demócratas tienen en la cámara alta, no se pueden permitir ninguna defección. Biden ha aceptado rebajar sus pretensiones, quitar partidas sociales y reducir la factura. En la noche del jueves, aseguró que era optimista sobre la cercanía de un acuerdo entre los demócratas y detalló algunas de esas rebajas: por ejemplo, las bajas médicas o por maternidad serán solo de cuatro semanas, en lugar de las doce planeadas en un principio: o la desaparición de cursos universitarios de dos años gratuitos. Para esas leyes presupuestarias, B iden solo necesita el apoyo de todos los demócratas. Pero, para la mayoría de decisiones que toma el Senado, necesita el apoyo de al menos diez senadores republicanos. Eso se debe al ?filibuster?, el mecanismo legislativo que exige mayorías reforzadas y que en los últimos meses ha impedido, por ejemplo, la aprobación de una ley sobre protección del derecho al voto y ha complicado la ampliación del techo de deuda. Biden, que siempre se ha mostrado a favor de mantener el ?filibuster?, como una forma de que la minoría en el Senado tenga cierto poder, se mostró ayer ?fundamentalmente abierto a cambiarlo? en asuntos ?significativos?, como la reforma sobre voto.