Infortelecom


Arde Washington

15-08-2022 - Fuente: abc.es
El principal incendio de este verano en EE.UU. no es, como siempre, en California, sino en Washington, y sus llamaradas alcanzan todas las esquinas del país. ¿A quién creer, a un expresidente o al fiscal general del Estado, que allí viene a ser el ministro de Justicia? «Depende de qué expresidente y de qué fiscal general sean», sería la respuesta más cauta. Pero si resulta que el expresidente tiene abiertas causas por incitar el asalto al Capitolio, haberse llevado documentos secretos y sin aclarar parte de su patrimonio, lo menos que puede hacerse es aceptar que la orden de un juez al FBI de registrar su 'sancta sanctorum' en Florida estaba justificada. A no ser que usted crea que las últimas elecciones norteamericanas fueron robadas a Trump y que sus enemigos quieren impedir que gane las próximas. Con casi todo el Partido Republicano apoyándole, lo que incendia la escena política distrayendo esfuerzos necesarios en otras crisis. Los agentes del FBI salieron con 20 cajas de documentos que Trump había desclasificado para poder llevárselos, aunque no tenía poderes para ello. Algunos relacionados con un conflicto nuclear, otros con asuntos de espionaje. Pero hasta que se conozcan exactamente lo que contienen no se podrá decir si el expresidente ha violado alguna ley y por qué lado se inclinará la balanza. Aunque él seguirá su campaña victimista y buena parte de sus seguidores continuarán apoyándole. A muchos europeos les resultará incomprensible después de haberle visto arengar a sus leales para asaltar el Capitolio. Pero hay demasiada frustración en Estados Unidos, con la posibilidad de un choque con China, Rusia o con los dos. Este es el mejor caldo de cultivo para los demagogos y pocos superarán a Trump en ese papel. Puede que Putin. Pero Putin puede frenar o acelerar según le convenga. Mientras Trump ha dado muestras sobradas de que su narcisismo, ambición, ignorancia y complejos , sí, complejos de inferioridad, pueden arrastrarle a la catástrofe. Viví momentos parecidos con el Watergate, pero entonces había un partido republicano que envió a la Casa Blanca una delegación, encabezada por el más conservador de sus senadores, Goldwater, para decir al presidente que se marchara o sería procesado. Aquella tarde, Nixon salía hacia California. Espero que ocurra lo mismo. Pero no me atrevo a asegurarlo, tanto han cambiado las cosas.
Leer la noticia completa: Arde Washington